Leyendas cortas

Allá por 1908, nació la leyenda de la mano peluda o mano de Horta, cuya supervivencia hasta nuestros días, se debe a la utilidad de esta para asustar a los niños pequeños cuando se portan mal. —Te va a llevar la Mano Peluda —le decían a nuestros abuelos, esa frase la heredaron a sus hijos, quienes la adaptaron a sus tiempos, e igual la transmitieron a sus pequeños, afirmando que esta mano es capaz de jalar los pies mientras están dormidos, o que puede arrancar cara y ojos a los desobedientes.

De aquí se desprenden entonces una gran variedad de leyendas cortas mexicanas a cerca de esta maléfica extremidad, que puede aparecer debajo de la cama, de los muebles, dentro del inodoro, o cualquier lugar inesperado que le sirva para sorprender a su víctima. En el caso de aquella historia que se oriente a la mano de un obrero, perdida en un accidente laboral, esta puede hacerse presente en fábricas, vías del tren, obras en construcción abandonas, etc. Pero sin duda la versión más temida y escalofriante, es aquella en la que se afirma que es la mano del Diablo; está en particular se encuentra debajo de cada cama, donde hay un acceso al Inframundo.

La mano del Diablo, es una gigantesca extremidad con el doble de tamaño de una normal, el corte esta hecho precisamente en la muñeca, la cual aún sangra y muestra la carne viva rodeando el astillado hueso. En sus largas y filosas uñas tiene un veneno mortal, cual temible araña, de la cual ha copiado también los movimientos, al trepar muros y muebles; podría fácilmente ser confundida con ellas, debido a su color negro, pero su enorme dimensión le delata.

Este maligno ser disfrazado de tarántula, se encarga de tomar por los pies a los niños que se bajan de sus camas después de haberse acostado, luego envenenan al pequeño a través de un profundo rasguño, y una vez inmóviles, los lleva debajo de la cama, para arrastrarlos hasta el inframundo, donde servirán de alimento para las maléficas criaturas que ahí habitan.

Si piensas que estas a salvo, solo por haber superado la infancia… tenemos que informarte que la Mano Peluda, no busca solo niños pequeños, si no que se encarga también de aquellos que merecen un anticipo del infierno y sus tormentos…

Leyenda de la mano peluda