El libro de cuentos

Isabella fue como todos los jueves al consultorio del doctor García a realizarse su chequeo.

– Señora Iturralde veo que ha seguido las recomendaciones de alimentación que le he dado. En la pantalla puede ver el corazón de su pequeño latiendo normalmente.

– Debo confesarle doctor que estoy muy emocionada, pero al mismo tiempo tengo nervios de que llegue el momento en que el bebé nazca.

– No hay motivo por el cual deba angustiarse. Si continúa con los cuidados y la dieta señalada todo saldrá bien.

– Lo sé, pero es que mañana concluye la sexta semana de embarazo y por más que leo revistas y veo documentales sobre cómo ser una buena madre, tengo miedo de no educar bien a mi pequeño.

– Señora, es muy normal que piense todo esto dado que es su primer embarazo. Sin embargo, un ejercicio que puede ir haciendo para iniciar el vínculo con su hijo es hablándole o poniéndole música. Un amigo que estudió psicología, me dijo que eso despierta el intelecto de los niños.

– Pero ¿le hablo de lo que hago en el día a día, de alguna anécdota que me haya pasado o de qué?

– Una buena alternativa es comprar un libro de cuentos cortos infantiles e irlo leyendo poco a poco. Primeramente las temáticas de los relatos harán que tanto su pequeño como usted se relaje. En tanto que también facilitará el que su hijo conozca plenamente su voz.

– Muchas gracias por sus consejos doctor, nos vemos en una semana.

Al día siguiente Isabella compró un colorido libro de cuentos y empezó a leerlos por las mañanas.

Desconozco si el método propuesto por el doctor García ayudó a fortalecer los lazos fraternales entre esa madre y su hijo a lo largo de su vida. No obstante, lo que si les puedo asegurar es que ese niño con el correr de los años se convirtió en un famoso escritor, especializado en contar historias pensadas para los más pequeños del hogar.

El libro de cuentos

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment