Regalos de Navidad

Algo ocurrió esa navidad que era distinta a las anteriores, los ingresos de Felipe no alcanzaron para comprar los regalos, y se sentía muy agobiado porque esto era en realidad lo que mantenía la celebración en la mente de todos.

Esa noche, todos traían las caras largas, excepto el más pequeño de la familia, el seguía con su acostumbrada alegría, regalando amor a todos los demás y con esto el corazón de su padre se partía aún más, pensaba que el chiquillo no se había dado cuenta que en esta ocasión estarían sin regalos de navidad, y podría llorar desconsolado al enterarse.

Pasaron la fiesta algo tristes; en el momento que acostumbraban abrir los regalos, se quedaron sentados en la sala, viéndose unos a otros, hasta que los padres rompieron en llanto pidiendo disculpas. Entre lágrimas y sollozos poco se entendían sus pláticas, pero aun así, el pequeñito intentaba calmarlos.

No sabían cómo explicarle la ausencia de regalos, pero en realidad no parecía necesario porque el niño estaba tranquilo. Cuando empezó a tratarse el tema, los padres intentaban decir las cosas de la mejor manera, tratando de conservar la ilusión en Santa y los obsequios, sin embargo la respuesta del pequeño respondió a todos, pues él dijo —En realidad eso de los regalos no me importa mucho, nunca he entendido porque los obsequios son para nosotros, si el cumpleaños es del niño Dios—todos los presentes se miraron unos a otros, sin embargo el niño aún no había terminado— se supone que nosotros debemos hacerle regalos a él, por eso le cedí todos los míos y este año no tengo ninguno—.

navidad cuentos cortos

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Next post:

Previous post: