La mata de albahaca

Érase una vez tres hermanas que vivían en una casita a la orilla del camino. Ellas tenían un jardincito que cuidaban mucho y una de sus plantas favoritas era la albahaca. Todos los días, el rey que acostumbraba pasear por ahí a caballo, y podía ver a una o a otra regando el jardincito.

Al acercarse, las saludaba diciéndoles:

—Adiós, señoritas de las albahacas, ¿Cuántas hojas tiene la mata? —.

Las niñas agachaban la cabeza al no conocer la respuesta y entraban avergonzadas a casa. Hasta que una tarde, haciendo lo de costumbre el rey recibió una respuesta de la menor de las hermanitas:

—Su majestad, que es tan sabio, seguro usted podrá responderme ¿Cuántas estrellas tiene el cielo? —.

Al oír esto las hermanas mayores metieron a la pequeña rápidamente a la casa, temerosas por recibir un castigo del rey. Sin embargo, a él le hizo mucha gracia la respuesta de la niña y pensó en devolverle la broma. Durante varios días, dejó de pasear por ahí y cuando menos lo esperaban, las invitó al palacio.

Las niñas acudieron al llamado muy asustadas, pensando en el terrible castigo que les esperaba, pero cuando llegaron al palacio, fueron recibidas con grandes honores. El rey las invitó a probar de sus exquisitos manjares; las mayores tomaron una fruta cada una, la pequeña por su parte no quiso probar nada, decía que ahí no había algo que ella deseara comer. El monarca insistió, asegurando que le daría lo que ella quisiera sin importar lo difícil que resultara.

Entonces, ella dijo:

Quiero nieve tostada en la punta de un cuchillo —.

Nuevamente la ocurrencia de la niña le causó tanta gracia, que quiso conservarla en su familia, y la casó con su hijo el príncipe. Así la niña al crecer se convirtió en reina, demostrando que el ingenio triunfa sobre el poder.

albahaca cuentos cortos

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Next post:

Previous post: