La caja de oro

Era el tiempo de máximo progreso para la humanidad, se habían apoderado de todo el planeta, no existía un lugar en el mundo al que no hubiesen llegado, sus frías y grises construcciones llenaban cada milímetro de suelo, las naves de parecido aspecto surcaban los cielos y mares.

Para llegar hasta este punto, se había tenido que sacrificar muchas cosas, cosas que las nuevas generaciones ni siquiera tuvieron oportunidad de conocer; en un tiempo las personas con mayor edad, trasmitían sus recuerdos aún contra la voluntad del nuevo orden, pero cuando los ancianos se fueron, también su conocimiento de una vida pasada se marchó con ellos.

Pero esto no fue así por mucho tiempo, el ciudadano XRS2907, encargado de mantenimiento, encontró una caja de oro mientras restauraba el muro de una vivienda de un recién fallecido. Decidió conservarla, era un objeto muy valioso, porque era único, jamás había visto algo de ese color, con esa forma, ni si quiera sabía lo que era el oro. El hecho de que no se les permitiera tener posesiones, le dio aún más significado, podría por fin tener algo suyo, aunque no supiera su función, simplemente lo diferenciaría de los demás. Aunque parecía una locura, ya que no podía mostrarlo, pero él lo sabría y no necesitaba nada más.

La caja era pequeña, así que pudo esconderla con facilidad, y al llegar a casa tuvo tiempo de inspeccionarla. Después de manejarla por unos minutos sin idea de cómo abrirla, la puso sobre la mesa, y ella se abrió sola, mostró el holograma de un anciano, que le sirvió de guía en un mundo fantástico lleno de color, había cosas no mecánicas en el aire y en el agua, salían cosas de la tierra y la gente las comía, no había visto jamás algo así, pero de inmediato supo que lo necesitaba, el mismo cuerpo se lo decía, el corazón latía más fuerte, la sangre quería salirse de las venas, sonreía, lloraba, tanto color, tanta vida… lo inundaba

A la par de todas aquellas bellas imágenes, el anciano le contaba una terrible historia de exterminio, como todo eso había sido desplazado y luego reemplazado por los objetos, detallaba también un elaborado plan para restablecer la vida natural. En ese momento, la caja tomó más valor del que XRS2907 hubiese imaginado y lo convirtió en el hombre más importante, pues se le dio el poder de cambiar el mundo presionando un botón. Solo tenía que extender su dedo y se iniciaría el proceso para dar un vuelco inimaginable a la historia de la humanidad.

caja de oro cuentos cortos

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment