Final inconcluso

Un hombre venia caminando desde muy lejos; había escuchado hablar sobre la oportunidad de una vida mejor en algún lugar más allá de las montañas.

Varios días de caminata, en medio del frio extremo, lo llevaron del otro lado de la cordillera, y pronto tomó el camino que lo llevaría hasta su destino.

En el sendero, se fue topando con personas que regresaban cabizbajas, otras molestas, algunas le dijeron que era mejor regresar sin darle explicación, y hubo quien amablemente se detuvo a informarle que el camino estaba truncado.

A pesar de todo eso, el muchacho siguió caminando, hasta que efectivamente, llegó al final de la vereda; ahí otras tantas personas más intentaron desanimarlo, pero el jamás vio lo que había abajo, ni siquiera detrás, mantenía su mirada fija hacia el frente, a su destino.

Así que mientras todos a su alrededor renegaban por su suerte, él se dedicó a construir su propio sendero con todo aquello que tenía alrededor, las personas que lo veían, seguían haciendo comentarios negativos, pero el chico no escuchaba otra cosa que la cercanía a su sueño.

Finalmente, cuando la senda estuvo lista, invitó a todos los que veían a cruzarla con él, pero nuevamente no tenían más que negatividad, dijeron que el camino caería junto con él.

El joven siguió solo, y llego hasta donde se proponía, tuvo éxito en su nueva vida, y jamás volvió, sin embargo les dejó el sendero, para que cruzaran cuando quisieran. Pero las oportunidades solamente son para aquellos que en verdad las quieren, no para los que prefieren quejarse de la vida que tienen.

final inconcluso cuentos cortos

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment