Un misterio

cuentos de terror un misterioEse par de bribones acostumbraban hacer pesadas bromas a cuantas personas pudieran, fueran conocidos o no. Esa actitud solo causaba enfado y pronto nadie los quería cerca. Aun así, se las arreglaban para colarse en las fiestas o reuniones, o cualquier evento al que no habían sido invitados.

En cierta ocasión llegaron a las afueras de la ciudad, después de esconderse en al auto de unos vecinos con la intensión de arruinarles su convivio, sin embargo, los descubrieron a tiempo y sin tentarse el corazón, los dejaron a mitad de la carretera.
Sigue leyendo

El polvo mágico

cuentos infantiles polvo magicoEmilio se encontraba muy nervioso antes de las pruebas para entrar al equipo de basquetbol, pues le habían rechazado más veces de las que quería contar y todo por ser más bajo que los demás, ni si quiera le daban oportunidad de jugar un poco y mostrar lo que sabía, sin embargo, él no se rendía, volvía cada año, para intentarlo con mayor convicción.
Sigue leyendo

La princesa de fuego

cuentos infantiles princesa de fuegoHace mucho, mucho tiempo, hubo una hermosa y sabia princesa que tenía muchos pretendientes. Muchos príncipes llegaban hasta la puerta de su castillo buscando casarse con ella solo para disfrutar de sus riquezas. Sabiendo de sus intenciones, ella proclamó que solo aceptaría a aquel que pudiera darle el regalo más valioso, pero tierno y sincero a la vez.
Sigue leyendo

Directo a la tumba

cuentos cortos tumbaEsa noche se sentía intocable, pensaba que podía hacer lo que le viniera en gana sin recibir castigo alguno, solo porque traía consigo un arma. Así que se dedicó a hacer las maldades de siempre; molestaba a las personas desde su auto, entró a varias tiendas para saquearlas, mostrando en todo momento su pistola para amedrentar a quien estuviera cerca.

Sin embargo, los planes no resultaron como él quería, pasadas algunas horas tenía más de diez patrullas persiguiéndolo por la ciudad aunque se les dificultaba darle alcance. El panorama cambió cuando el auto se detuvo, pues en su apretada agenda de fechorías no se dio tiempo para llenar el tanque.
Sigue leyendo

Esos terribles ojos

cuentos de terror ojosNo lo soporto más, desde hace un par de meses no puedo conciliar el sueño de manera correcta, pues siento sobre mí la mirada siniestra de esos terribles ojos que brillan cada vez que apago la luz. Aun durante el día sé que me observan, conocen cada uno de mis movimientos, saben lo que pienso, así que no puedo combatirlos. Tampoco puedo escapar, es como si estuviesen pegados a mí con un hilo invisible.
Sigue leyendo

La joven de bello rostro

cuentos cortos bello rostroCada tarde al salir del trabajo, Darío pasaba horas en la tienda de discos, no tenía intenciones de comprar algo, solo se acercaba para contemplar a la joven de bello rostro que atendía el lugar, a veces los nervios le traicionaban cuando ella se acercaba y tomaba cualquier articulo antes de que ella le dirigiera la palabra.

Esta actitud se prolongó por meses, en los que el muchacho no reunió el valor suficiente para hablarle, y solo sabía su nombre porque ella lo llevaba en un gafete. Pero, incluso pronunciarlo le causaba cosquillas en el estómago.
Sigue leyendo

La cita por teléfono

cuentos telefonoCaminado por la calle de costumbre, Ramón pateó un celular que se encontraba en el suelo. Al recogerlo, lo primero que hizo fue buscar entre los contactos un lugar a donde llamar para poder devolverlo a su dueño, y marcó a la opción más lógica: “casa”.

Respondió una chica de trato muy amable, y voz tierna, quien dijo ser la dueña del celular, y quiso verlo en un café de esa acera para que le regresara el teléfono. La cita era a las cinco de la tarde, así que todavía faltaban un par de horas. En las cuales, Ramón no pudo resistir la curiosidad, quería saber cómo era la muchacha con la que se encontraría, tal vez podría aprovechar el momento juntos para intentar algo con ella.
Sigue leyendo

Tug tug tug

cuentos de terror tugTe despiertas a media noche a causa de ese molesto sonido, —tug, tug, tug. Una y otra vez resonando a lo lejos. Puedes levantarte a averiguar la causa, sin embargo, la pereza puede más y cubres tu cara con la almohada. Pero el sonido aun es fuerte, y das un par de vueltas, hasta que todo vuelve a estar en silencio.
Sigue leyendo

Para despedir un muerto

cuentos muertoEn vida, don Romualdo siempre expresó su deseo de que nadie estuviese triste en su funeral, pidió que le llevaran la banda y se organizara una gran fiesta; dejó dinero suficiente para que todo se hiciera como dispuso. Sin embargo el avaro hijo, tomó para si todos los fondos, argumentando que le hacía más falta a él que seguía vivo, que a su padre muerto.

Sabiendo esto, la gente de pueblo no dejó que la despedida de su querido viejo, fuera en contra de su voluntad. Todos cooperaron para cumplir sus deseos y dieron en su honor una gran fiesta en la que todos sonrieron a cada momento.

Al siguiente día, encontraron al joven tacaño tirado en el panteón, sobre la tumba su padre, pedía entre lágrimas perdón, uno que nunca obtuvo, pues el demacrado espectro de padre, se postró noche tras noche al pie de su cama, para señalarlo con su dedo acusador.

 

Lo que sucedió una noche

cuentos para pensar nocheAquella noche, los vecinos cercanos fueron alertados por una serie de gritos de auxilio, llamaron a la policía, pero cuando uno de los chicos dijo que la señora Lucero estaba siendo golpeada brutalmente por su marido, no pudieron quedarse sin hacer nada, acudieron a la casa, amenazando con derribarla si no se detenía, sin embargo hizo caso omiso de tales instrucciones.

Cuando la policía llegó, tomaron preso al iracundo hombre, y la señora partió en ambulancia. Fue una noche de desvelo para todos, estaban muy preocupados por la salud de su vecina, ya que la magnitud de sus gritos evidenciaba una grotesca escena.
Sigue leyendo