La conclusión de Rafael

cuentos cortos rafaelNo era un día como cualquiera, desde que Rafael salió de la casa lo había notado, todos se saludaban, sonreían, parecían felices. Que contraste con aquellos días en los cuales se andaba a prisa, tropezando unos con otros, sin siquiera pedir disculpas, sin poner atención al entorno por estar clavados en los celulares.

Tan solo a unas calles caminadas, se dio cuenta que los autos iban llenos, los vecinos ofrecían llevarse unos a otros, se abrían las puertas, en el transporte todos cedían sus asientos, los conductores de los vehículos permitían el paso de los peatones. Entre otras cosas extrañas, no había mendigos en la calle, ni personas ociosas, los jóvenes ayudaban a los mayores a cruzar las calles o a cargar sus compras. Sigue leyendo

Zapatillas de ballet

cuentos cortos zapatillas de balletMatilde y su esposo tenían una práctica diaria que no dejaban pasar por nada del mundo, desde que se casaron 60 años atrás, se tomaban de la mano y salían juntos a sentarse en el porche al meterse el Sol. En ese tiempo se hablaban de amor uno a otro, se contaban aventuras pasadas, recordaban toda esa vida juntos.

Pero cuando él murió, la triste mujer no encontró razón para continuar esa costumbre; en su lugar, pasaba la mayor parte del día frente al televisor, tratando de ocultar sus lágrimas. Pero, era algo imposible de ocultar, sobre todo porque estaba rodeada de una gran familia que la amaba, y que por más de veinte años, se las habían arreglado para no dejarlos ni un minuto en soledad, sobre todo ahora que Matilde no tenía su otra mitad. Sigue leyendo

La cola del león

cuentos cortos cola leonEl abuelo de Luis era un experimentado cazador retirado; el chico solo lo sabía por historias que su padre le contaba, ya que el anciano jamás dijo algo al respecto. Entonces a Luis le pareció extraño que no conservara trofeos de sus hazañas, no había ni una sola cabeza de animal empotrada en las paredes, tampoco armas, ni siquiera fotografías.

Había solo una cosa alusiva al tema y el chico la había pasado por alto, hasta que el abuelo se la mostró por si solo tras la insistencia del muchacho por saber sobre ese fascinante episodio de su vida. Lo que tenía el hombre entre sus manos, era una cola, la cola de un León, que conservaba en la pared, en un espacio justo para verla siempre que estaba sentado en su sillón favorito. Sigue leyendo

La candidata ideal

cuentos cortos candidata idealCamila había tomado el empleo de mesera porque necesitaba el ingreso extra de las propinas, al poco tiempo le empezó a ir muy bien, sobre todo porque un cliente era demasiado generoso con ella, las compañeras decían que estaba enamorado por la forma en que la veía, pero a Camila solo le interesaba su trabajo y no le prestó atención de esa manera.

Al paso del tiempo entablaron conversación; entre pláticas la mesera agradeció sus propinas le dijo que planeaba comprar un auto. Entonces el sujeto le dio otra buena noticia, dijo que justamente él estaba intentando vender el suyo y le agradaría mucho que quedara en tan buenas manos, incluso ofreció precio especial solo por tratarse de ella. Sigue leyendo

Encuentro

cuentos cortos encuentroLa vio un par de veces caminando entre la gente, pero con todos yendo tan aprisa y creando tumultos, acaba por perderse entre un mar de abrigos y maletines que desde lejos se veían tan iguales. Se decía a si mismo que la próxima vez no la dejaría escapar, pero no era decisión suya, la divisaba siempre a lo lejos.

Dejo de verla por un tiempo, no pudo distinguirla entre el montón de gente a la hora acostumbrada en las calles habituales. Se reprendió así mismo por no haberle dado alcance antes, pero ya era tarde, la chica misteriosa probablemente había cambiado de camino. Sigue leyendo

Respetar las opiniones

cuentos cortos opinionesEn el cementerio, un afligido hombre, ponía flores sobre la tumba de su esposa. Al voltear, ve a un hombre oriental poniendo un plato con arroz en la tumba vecina.

El primer hombre, mira extrañado la actitud del otro, entonces se dirige a él y dice:

—Disculpe señor, pero ¿cree usted que de verdad el difunto comerá el arroz?

—Sí —respondió el hombre oriental—. Cuando el suyo venga a oler sus flores.

MORALEJA:

Una de las mayores virtudes del ser humano es el respeto a las opiniones del prójimo. Todos somos distintos, no hay razón para juzgar… mejor esforcémonos por comprender.

La noche estrellada

cuentos cortos noche estrelladaLa relación de Arturo y Mireya era muy sólida, tenían más de tres años saliendo, todo les resultaba de maravilla, empezaban a hablar de planes para el futuro ya que se sentían muy bien juntos. Sin embargo, las obligaciones de la vida diaria fueron separándolos. La universidad, el trabajo, la familia, los nuevos amigos, apenas les dejaban tiempo libre para verse y se dejaron llevar.

Meses después sus pláticas eran distintas, frías, rápidas; sus encuentros escasos, parecían un par de extraños y de lo que una vez tuvieron no se veía nada. Lo notaron a tiempo, pero después de hablarlo, continuaron sus vidas simplemente sin mover un solo dedo por su relación. Sigue leyendo

Canicas

cuentos cortos canicasTodos los habitantes del pueblo sabían de sobra que estaba prohibido acercarse a “La casa del Patrón”, una antigua construcción en la que vivió mucho tiempo atrás un hombre rico y malo, el cual disfrutaba de maltratar a la gente de los alrededores. Cuando las personas se cansaron de sus malos tratos, lo asesinaron, haciendo uso de extrema violencia, dejando el cuerpo tirado en algún lugar de la casa, negándole así una cristiana sepultura. Solo bastó que transcurriera un poco de tiempo, para que se afirmara que el espíritu de aquel mal hombre seguía habitando la casa, y le dieron al lugar la marca de no grato. Sigue leyendo

Así es la vida

cuentos cortos asi es la vidaJoaquín era un niño listo, se daba cuenta de todo, y hacia miles de preguntas, apenas podía hablar, pero sabía cuál era la finalidad de todas las cosas que estaban en casa y quienes eran todas las personas que vivían en ella. Un día salió al jardín, donde vio cosas nuevas y conoció a la familia de al lado, que no era igual a la suya, entonces hizo nuevas preguntas. Cuando encontró las respuestas para todo, ya era mayor para salir a la calle, vio más vecinos, de distintos tamaños y edades, sus familias eran distintas, también los autos y las casas.

Cuando finalmente averiguó todo lo que podía, lo llevaron al parque, y se maravilló ante todas las cosas que descubrió en un solo viaje. Y fue conociendo el mundo así, poco a poco, solo para darse cuenta con los años, que también así es la vida, cuando crees haber encontrado todas las respuestas, cambian las preguntas porque se te presentan cosas nuevas, esto permite mantenerse en constante aprendizaje y crecimiento.

Fotografía

cuentos cortos fotoÉl pasaba horas enteras mirando su fotografía, su recuerdo le apuñalaba el alma; la gente más allegada empezaba a preocuparse, Mario se resistía a comer, a salir de su encierro, ¡a vivir!, solo porque ella ya no estaba a su lado. Los momentos con ella fueron maravillas, no podía olvidarlos, no quería olvidarlos, solo deseaba que ella saliera de la fotografía, lo abrazara muy fuerte y dijera que se quedaría con él para siempre. Pero era tan solo una fotografía, un pedazo de papel con la imagen de aquella mujer que había cambiado su vida. Vida que ahora sentía destrozada. Sigue leyendo